Carpas plegables de calidad: ¿cómo podemos diferenciarlas?

Las carpas plegables de calidad son difíciles de diferenciar. Al menos en un primer vistazo. Porque, seamos sinceros, sin conocer ciertos detalles, es complejo saber si algo es de calidad o no. Visualmente, hay ciertas cosas que parecen iguales. Y una carpa plegable es una de ellas. El diseño de las carpas plegables de calidad es similar al diseño de las que no lo son. No en vano, el concepto es siempre el mismo. Una estructura desplegable y lonas de fácil fijación mediante velcros. Las diferencias vienen con el uso. Algunas no aguantan ni el primer montaje. Otras durarán un par de comidas en nuestra terraza, pero a la mínima racha de viento, se doblarán. Por el contrario, las carpas plegables de calidad durarán años dando el mismo rendimiento.

carpas plegables de calidad

Para evitar que gastéis dinero en una carpa plegable de baja calidad, hoy os damos algunos aspectos a tener en cuenta para comprar una carpa plegable. Así evitaréis disgustos al montarla y tener que buscar un nuevo proveedor, una vez que la carpa de baja calidad se rompa.

Carpas plegables de calidad: puntos a considerar

Tipo de estructura: la estructura es la base de una carpa plegable de calidad. La resistencia de los tubos al viento la dan los materiales de fabricación, pero, sobre todo, el grosor de los mismos. Si donde compres la carpa no te dan la información del grosor de los tubos, desconfía. Y si te la dan, pero éste es menor a 1 mm., ten por seguro que estás comprando carpas no demasiado robustas.

Composición de las lonas: de igual modo que la estructura, las lonas de las carpas plegables de calidad son de mayor grosor que las de menor calidad. Todas estarán fabricadas en tejidos plásticos, generalmente poliéster recubierto de PVC. Pero el gramaje de una carpa de peor calidad será bajo. A mayor gramaje, mayor resistencia a la tensión. Así que siempre buscad gramajes lo más altos posibles.

Posibilidad de comprar repuestos: en este caso, estamos ante un punto con doble vertiente. Por un lado, descubrir las carpas de menor calidad y por otro, amortizar mejor nuestra inversión. Una carpa de escasa calidad nunca tendrá repuestos. Simplemente nos dirán que si se rompe, compremos otra. Las carpas plegables profesionales siempre cuentan con recambios. Así podremos mantener nuestra carpa en buenas condiciones durante mucho tiempo, amortizando mejor la inversión realizada.

Precio: es el punto más obvio y fácil de comprobar. De un primer vistazo en internet, podremos comprobar que el abanico de precios en lo que a carpas plegables se refiere es enorme. Encontramos carpas de poco más de 40 euros y carpas de más de 1.000 euros. ¿Cómo es posible? Pues lógicamente, porque la calidad no tiene comparación. Estructuras con tubos gruesos, lonas de buena calidad, sistemas de plegado fiables y robustos…todo eso hay que pagarlo. Así que si vemos una diferencia de precio abismal entre dos carpas “aparentemente iguales”….es porque en la realidad son muy diferentes.

¿Tenéis ya claro como diferenciar las carpas plegables de calidad de las que no lo son? Si seguís teniendo dudas, contactad con nosotros y os atenderemos encantados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*