Carpas plegables resistentes al viento

Todos nuestros clientes, de un modo u otro, nos piden carpas plegables resistentes al viento. Algunos nos piden carpas plegables resistentes. Otros carpas plegables robustas. Pero casi todos nos acaban diciendo que necesitan carpas plegables resistentes al viento. Porque ya todos hemos asumido que el mayor enemigo de una carpa plegable es el aire. Es cierto que con el uso algunos elementos pueden deteriorarse, pero casi todos los componentes de una carpa plegable se pueden sustituir. Pero si lo que “queremos” es dejar una carpa completamente inutilizada, lo mejor que podemos hacer es dejarla a la merced del viento. Ahora bien, ¿sabemos realmente cómo sujetar una carpa plegable para que soporte lo mejor posible el viento? Si tu respuesta es no, sigue leyendo. Seguro que esto te interesa.

carpas plegables resistentes al viento

Carpas plegables resistentes al viento: ¿cómo lo conseguimos?

Una carpa plegable, por definición, es una carpa para eventos efímeros. Esto quiere decir que no está diseñada para quedarse instalada de forma permanente. Una consecuencia indirecta de esto es que, como cualquier instalación no permanente, el viento puede causar estragos. Para evitarlo, debemos cuidar algunos detalles, como son:

  • Clavar la carpa al suelo, siempre que se pueda. En terreno blando, como el césped, o en tierra compacta, podemos usar piquetas para fijar mejor la carpa la suelo. Las patas de nuestras carpas plegables cuentan con pletinas metálicas con orificios pensados precisamente para clavar la carpa al suelo.
  • Lastar la carpa. Si el terreno impide que la carpa se clave, podemos lastar nuestra carpa, esto es, añadir peso al conjunto. Los lastres para carpa plegable permiten añadir peso extra y evitar problemas con el viento.

Ahora bien, vamos a ser sinceros. Ninguna carpa plegable, por muy resistente o bien fijada que esté, puede soportar vientos fuertes. Como cualquier elemento depositado en el suelo, llegará un momento en que el viento gane la partida y arrastre la carpa. No en vano, pensad que el efecto vela que propicia una carpa es muy grande. Al contar con varios metros cuadrados de lona dispuestos en diferentes ángulos (techo y cortinas), es muy fácil que el viento choque de pleno contra nuestra carpa.

Por todo ello, la mejor recomendación que podemos hacer a nuestros clientes es que desmonte su carpa si el viento arrecia. Obviamente, una carpa plegable profesional puede soportar un viento moderado. Pero incluso en este caso, si la carpa no está bien fijada, el viento puede arrastrarla y darnos un disgusto. Así que lo mejor es que utilicemos el sentido común. Siempre debemos fijar bien nuestra carpa (si tienes dudas, consulta nuestro post de como fijar una carpa plegable al suelo). Y si la climatología empeora, lo mejor es desmontar nuestra carpa.

Si todavía tienes dudas, ponte en contacto con nosotros. Nuestros expertos en carpas te asesorarán.

Carpa desmontable o carpa plegable: ¿cuál elijo?

La carpa plegable y la carpa desmontable son carpas de muy distinta apariencia. Por su estética, montaje, tamaños y usos, son carpas de muy distinta aplicación. No obstante, no siempre tenemos claro cuál debemos elegir. Por eso, hoy vamos a comentaros las principales diferencias y aplicaciones entre ambos modelos.

Carpa desmontable y carpa plegable: dos carpas con diferentes aplicaciones

Antes de nada, vamos a detallar las principales diferencias entre ambos modelos.

Las carpas plegables son carpas de fácil montaje. No requieren herramientas y en pocos minutos están listas. Son carpas de colores, con 12 diferentes tonos de lona disponibles y tamaños de 3×3 m., 3×4’5 y 3×6 m.

carpa plegable amarilla

Las carpas desmontables, por el contrario, requieren de mayor esfuerzo en su montaje. No tanto por su complejidad, si no más bien por su tamaño y forma de instalar la carpa. Se comercializa en color blanco y en múltiples tamaños. Al ser una carpa modular, podemos jugar con varios anchos y largos para cubrir un espacio casi ilimitado.

carpa desmontable

Sabiendo esto, ya podemos hacernos una idea de cuándo será más interesante contar un modelo u otro de carpa. En cualquier caso, os detallamos algunos casos concretos:

Si necesitas un montaje rápido, la carpa plegable es la mejor opción. Es, en consecuencia, la carpa favorita de trabajadores de ferias, caterings, comercios que quieran sacar sus productos a la calle, etc.

En caso de que estés buscando adecuar tu imagen corporativa a tu carpa, también necesitarás una carpa plegable, ya que son las carpas de colores con mayor diversidad del mercado. En nuestro caso, contamos con 12 colores en catálogo.

Para cuando requieras de cubrir un espacio de ciertas dimensiones, lo mejor es que optes por una carpa desmontable. Sus diversos pórticos (ancho de la carpa) le permiten abarcar un espacio considerable. Piensa que una carpa plegable está limitada al tamaño máximo de 3×6 m., esto es, unos 18 m2, mientras que una carpa desmontable puede llegar sin problema a cubrir el doble o el triple de esa medida. Es por ello que suele utilizarse como carpa para almacenaje.

Si estás pensando en una carpa que se adapte a posibles necesidades futuras, es probable que la opción de una carpa desmontable sea la mejor alternativa. No en vano, una carpa desmontable es de tipo modular, es decir, podemos ampliar con módulos adicionales el largo de la carpa, para adaptarse a nuevas necesidades. Con una carpa plegable no tenemos esa opción. Como mucho, podríamos comprar otra carpa y colocar ambas juntas.

Como ves, cada caso es diferente y puede que no siempre tengas claro qué tipo de carpa encaja mejor en tus necesidades. Por eso, si tienes dudas, ponte en contacto con nosotros y nuestros expertos te asesorarán.

 

 

 

Carpas plegables: posibles problemas con su montaje

Las carpas plegables son, sin duda, las carpas de fácil montaje más populares dentro de nuestro sector. Al no ser necesarios conocimientos previos ni herramientas específicas, son aptas para todo tipo de público. No obstante, esto no impide que nos podamos encontrar con problemas a la hora de realizar su montaje. Estos problemas suelen darse por desconocimiento del producto. Generalmente, después de unos cuantos montajes, ya conocemos los trucos para que nuestras carpas plegables luzcan perfectas. En cualquier caso, vamos a intentar adelantarnos a algunas de las problemáticas más habituales en el montaje de una carpa plegable.

Carpas plegables y problemas en su montaje

carpas plegables

El primer problema y uno de los más extendidos se da justo al empezar a montar la carpa. El primer paso que daremos será abrir la estructura y colocar el techo. Pero, si no repasamos bien las instrucciones, seguro que extenderemos la estructura completamente…y será un error. Porque así lo único que estaremos haciendo será dificultar la colocación del techo. Lo ideal es extender la estructura hasta la mitad, aproximadamente. Así podremos colocar la lona con comodidad y, posteriormente, abrir completamente la estructura. De este modo, tensaremos la lona completamente sin esfuerzo.

Una vez colocada el techo en la estructura, lo que hacemos casi todos es proceder a colocar las patas a la altura deseada. Es lógico, porque todos queremos ver cuanto antes nuestra carpa plegable lista. Pero cuando esté a la altura deseada (que normalmente es la máxima), nos daremos cuenta de un pequeño detalle. Los mástiles centrales cuentan con un capuchón interior, que permite fijar mejor la lona. También facilita que las costuras del techo coincidan y la lona quede estéticamente mejor. Pero si la estructura está en su posición más alta no vamos a alcanzar a colocar el capuchón sobre el mástil central. Pensad que nuestras carpas plegables tienen una altura máxima de 3’28 m. Así que lo mejor es colocar el capuchón antes de subir las patas telescópicas hasta la posición deseada.

Y ahora sí, tenemos la lona colocada en la estructura y el capuchón del mástil bien fijado. Ahora ya podemos estirar la estructura y dejar montada nuestra carpa plegable. Parece que ya tenemos todo hecho y queda lo más fácil…y efectivamente es así. Si sabemos de donde coger la estructura para estirarla y dejarla fija. Este que os escribe cometió el mismo error que comete casi todo el mundo la primera vez que montó una carpa plegable. No sabemos muy bien por qué, pero la tendencia natural de mucha gente (yo incluido) es tirar de las patas. Nos colocamos dos personas en cada extremo y tiramos de ellas, para desplegar la estructura. Con un poco más de esfuerzo del que pensábamos, la carpa se estira del todo y se deja colocada.

Pero lo que no sabemos es que, si en lugar de estirar de las patas, sujetamos la carpa por la zona de unión de las tijeras del techo, en cualquiera de los lados de la carpa y levantamos un poco la estructura…el propio peso de la carpa hará que se estire y la terminaremos de montar con mucha más facilidad.

Como veis, todo lo que hemos comentado nos lo da la experiencia en el montaje de una carpa plegable. Por ello, si tenéis alguna duda, siempre recomendamos que contactéis con nosotros. Así nuestros expertos podrán daros recomendaciones prácticas para facilitaros el trabajo.

 

Carpas plegables: ¿cómo valorar su resistencia?

“Estoy buscando carpas plegables resistentes“. Nuestros clientes suelen hacernos esta solicitud en cuanto contestamos al teléfono. Cuando queremos que nos den más detalles, suele haber una segunda afirmación clásica. “Quiero carpas plegables resistentes al viento“. Llegados a este punto, ya sabemos que vamos a tener que hablar durante un tiempo con nuestro cliente. Porque, aunque son preguntas lógicas, no es tan sencillo explicar qué es una carpa plegable resistente.

carpas plegables resistentes

Carpas plegables resistentes: ¿cómo las valoramos?

¿Qué es realmente una carpa plegable resistente? Si valoramos la resistencia estructural, cuanto mayor diámetro y sección tengan los tubos de la estructura, mayor resistencia tendrá. Esto es obvio y nadie puede discutirlo. El estándar de referencia suelen ser las patas. No es una elección al azar, ya que suele ser el elemento al que más le afecta la torsión. En nuestro caso, contamos con 3 tipos de estructuras. El acabado resistente de acero tiene patas cuadradas de 32 mm. de lado y 1’2 mm. de sección. El acabado muy resistente de aluminio tiene patas hexagonales de aluminio de 40 mm. y 2 mm. de sección. El tercer tipo es el acabado súper resistente de aluminio reforzado tiene patas hexagonales de 50 mm. de diámetro y 2 mm. de sección. Este último tipo de estructura cuenta también con refuerzos en mástiles y zonas de plegado.

También el grosor de la lona es importante para medir la robustez de una carpa plegable. En nuestro caso, en www.ComprarCarpa.es podéis encontrar carpas plegables con lonas fabricadas en poliéster recubierto de PVC 600 D. Suele ser el grosor más habitual para carpas plegables profesionales. Para otro tipo de carpas, el gramaje de las lonas será menor.

Ahora bien, ¿estos datos nos garantizan contar con una carpa que resista al viento? ¿O con una carpa realmente resistente? Rotundamente no. Una carpa puede ser todo lo resistente que su propietario quiera. Si evitamos que se golpee con fuerza, la guardamos de forma conveniente y seguimos un mantenimiento básico, la carpa será muy resistente y podremos usarla durante años. Hablar de una carpa resistente al viento ya es otra cosa. Porque técnicamente una carpa plegable no es realmente resistente al viento. De hecho, ninguna carpa lo es, salvo que esté fabricada específicamente para ello y esté convenientemente anclada al suelo. De este modo, tendremos una carpa permanente o semipermanente.

Por contra, una carpa plegable, por definición, está diseñada para usos puntuales. Ni debe quedarse fijada permanentemente al suelo ni está pensada para ello. Podremos clavarla al suelo con picas o tacos de expansión. En suelos donde no se pueda clavar, podremos lastrarla. Pero aun así, nunca podrá garantizarse que una carpa plegable sea resistente al viento. Podrá soportar rachas importantes, pero lo más recomendable es recogerla si el viento arrecia.

En cualquier caso, si tienes dudas, contacta con nosotros. Nuestros expertos en carpas te asesorarán.