Carpas de fácil montaje para atención sanitaria

Las carpas de fácil montaje se concibieron, en su momento, como un recurso lúdico, principalmente. Así, muchos clientes compraron una carpa de estas características para montar en su jardín o finca y poder organizar celebraciones con familiares y amigos. Posteriormente, estas carpas se popularizaron también para uso profesional. Muchos empresarios nos las demandaban para habilitar un espacio de trabajo o de almacenaje temporal. Al ser mucho más baratas que las instalaciones fijas y fáciles de montar y desmontar, eran una alternativa perfecta para sectores muy concretos: carpintería, agricultura, trabajadores del metal, talleres de vehículos, etc.

carpas de fácil montaje

Lo que no pensábamos es que las carpas de fácil montaje pudieran ser importantes para el sector sanitario. Pero la aparición del COVID-19 y la pandemia que ha provocado ha planteado nuevas necesidades. Cierto es que, si pudiéramos elegir, hubiéramos preferido no tener que utilizar nuestras carpas para este tipo de uso. Pero ahora que el coronavirus parece que ha llegado para quedarse, hemos de buscar soluciones. Y las carpas de fácil montaje pueden ser un recurso importante en casos concretos.

Carpas de fácil montaje para puestos de atención primaria

Los puestos de realización de test o de atención primaria se han ido extendiendo en nuestro país. Tanto la sanidad pública como las empresas se han visto obligadas a instalar espacios donde poder tomar la temperatura o hacer pruebas de detección rápida del coronavirus. Para ello, lo más indicado es una carpa plegable. Al no requerir de herramientas ni de experiencia previa, en pocos minutos está lista para funcionar. La más extendida es la carpa plegable de 3×3 m., ya que permite trabajar al sanitario con un paciente con total comodidad, manteniendo la distancia de seguridad. No obstante, con la llegada del verano, las altas temperaturas han generado otra necesidad: protegernos del sol. En este caso, lo ideal es optar por modelos más grandes. Una carpa plegable de 3×4’5 m. o una carpa plegable de 3×6 m. permitirán mantenerse a la sombra a las personas que esperen a ser atendidas.

Carpas de fácil montaje para hospitales de campaña

La atención sanitaria en determinados lugares puede resultar compleja. No siempre se cuenta con un hospital al uso y es en esos casos cuando es necesario tomar buenas decisiones. Porque instalar un hospital de campaña no siempre es fácil. Es necesario contar con un espacio flexible, que pueda instalarse en poco tiempo. En estos casos, lo más recomendable es una carpa desmontable. Son carpas modulares, de instalación sencilla…aunque dependiendo del tamaño, puede ser algo más trabajoso o menos. Pero para nada será algo complicado. Una carpa desmontable consta de techo y paredes de lona y estructura fabricada a base de tubos de aluminio. Todas las piezas se unen mediante tornillos de mariposa, cinchas y velcros, así que, con un poco de paciencia, en pocos tiempo tendremos un espacio cubierto de muchos metros cuadrados.

Por supuesto, desearíamos no tener que atender a ningún cliente que necesite una carpa para este tipo de uso. Pero sabemos que, desgraciadamente, no va a ser así y aun podemos necesitar cubrir estas necesidades. Por ello, estamos encantados de atenderos y poner todo de nuestra parte para superar esta situación que nos ha tocado vivir.

 

Carpas plegables de calidad: ¿cómo podemos diferenciarlas?

Las carpas plegables de calidad son difíciles de diferenciar. Al menos en un primer vistazo. Porque, seamos sinceros, sin conocer ciertos detalles, es complejo saber si algo es de calidad o no. Visualmente, hay ciertas cosas que parecen iguales. Y una carpa plegable es una de ellas. El diseño de las carpas plegables de calidad es similar al diseño de las que no lo son. No en vano, el concepto es siempre el mismo. Una estructura desplegable y lonas de fácil fijación mediante velcros. Las diferencias vienen con el uso. Algunas no aguantan ni el primer montaje. Otras durarán un par de comidas en nuestra terraza, pero a la mínima racha de viento, se doblarán. Por el contrario, las carpas plegables de calidad durarán años dando el mismo rendimiento.

carpas plegables de calidad

Para evitar que gastéis dinero en una carpa plegable de baja calidad, hoy os damos algunos aspectos a tener en cuenta para comprar una carpa plegable. Así evitaréis disgustos al montarla y tener que buscar un nuevo proveedor, una vez que la carpa de baja calidad se rompa.

Carpas plegables de calidad: puntos a considerar

Tipo de estructura: la estructura es la base de una carpa plegable de calidad. La resistencia de los tubos al viento la dan los materiales de fabricación, pero, sobre todo, el grosor de los mismos. Si donde compres la carpa no te dan la información del grosor de los tubos, desconfía. Y si te la dan, pero éste es menor a 1 mm., ten por seguro que estás comprando carpas no demasiado robustas.

Composición de las lonas: de igual modo que la estructura, las lonas de las carpas plegables de calidad son de mayor grosor que las de menor calidad. Todas estarán fabricadas en tejidos plásticos, generalmente poliéster recubierto de PVC. Pero el gramaje de una carpa de peor calidad será bajo. A mayor gramaje, mayor resistencia a la tensión. Así que siempre buscad gramajes lo más altos posibles.

Posibilidad de comprar repuestos: en este caso, estamos ante un punto con doble vertiente. Por un lado, descubrir las carpas de menor calidad y por otro, amortizar mejor nuestra inversión. Una carpa de escasa calidad nunca tendrá repuestos. Simplemente nos dirán que si se rompe, compremos otra. Las carpas plegables profesionales siempre cuentan con recambios. Así podremos mantener nuestra carpa en buenas condiciones durante mucho tiempo, amortizando mejor la inversión realizada.

Precio: es el punto más obvio y fácil de comprobar. De un primer vistazo en internet, podremos comprobar que el abanico de precios en lo que a carpas plegables se refiere es enorme. Encontramos carpas de poco más de 40 euros y carpas de más de 1.000 euros. ¿Cómo es posible? Pues lógicamente, porque la calidad no tiene comparación. Estructuras con tubos gruesos, lonas de buena calidad, sistemas de plegado fiables y robustos…todo eso hay que pagarlo. Así que si vemos una diferencia de precio abismal entre dos carpas “aparentemente iguales”….es porque en la realidad son muy diferentes.

¿Tenéis ya claro como diferenciar las carpas plegables de calidad de las que no lo son? Si seguís teniendo dudas, contactad con nosotros y os atenderemos encantados.

 

Carpas plegables: usos para este año 2020

Las carpas plegables pueden convertirse este 2020 en un artículo más importante de lo que pensamos. Obviamente, no es un artículo de primera necesidad. En un año marcado por la crisis del COVID-19, los artículos sanitarios y los profesionales de la salud son, sin duda, lo más importante. Pero ahora que todo el país está cerca de superar el estado de alarma, debemos plantearnos cómo vamos a vivir en estos nuevos tiempos. Al menos hasta que el coronavirus deje de tener el impacto que ha tenido hasta ahora. Por ello, desde www.ComprarCarpa.es os queremos plantear la importancia que uno de nuestros productos puede tener en vuestra vida diaria. Estamos hablando de las carpas plegables.

carpas plegables blancas 3x3

Carpas plegables: una carpa versátil y con múltiples aplicaciones

Las carpas plegables son, sin duda, uno de nuestros productos estrella. Su facilidad de uso y adaptabilidad permiten potenciar sus puntos fuertes en múltiples ámbitos. Obviamente, jamás hubiéramos pensado que podían ser útiles también en una pandemia como la del coronavirus. Pero la realidad es que el COVID-19 ha venido para quedarse y tenemos que adaptarnos. Por ello, hoy queremos plantearos nuevos usos para las carpas plegables:

  • Para aquellos que tengan la suerte de contar con jardín o con piscina, una carpa plegable es perfecta para habilitar una buena sombra este verano. Al montarse en pocos minutos, podemos tener un espacio mínimo de sombra de 9 m2 con total facilidad.
  • Para trabajos al aire libre, como limpieza de vehículos, mantenimiento de maquinaria, etc. podemos usar una carpa plegable de 3×3 m. Puede transportarse en cualquier furgoneta y montarse rapidamente para hacer más cómodo el trabajo en el exterior.
  • En tiendas a pie de calle, podemos usar una carpa plegable para sacar productos al exterior y que nuestros clientes los vean y compren sin necesidad de entrar a nuestro local.
  • También en este tipo de negocios, una carpa plegable es perfecta para dar sombra o cubrir de la lluvia a aquellos clientes que quieran hacer cola en la calle.
  • En accesos a centros de salud, la Administración ya está haciendo acopio de carpas plegables para facilitar la espera a enfermos y trabajadores sanitarios.

Estos son solo algunos ejemplos que se nos ocurren, pero seguro que hay decenas de ejemplos más. Si conoces alguno, ¿por qué no contactas con nosotros? Estaremos encantados de escucharte.

 

Carpa plegable para librerías

Una carpa plegable puede ser, en tiempos de desescalada y estado de alarma, una buena solución para determinados negocios. En este post nos centramos en las librerías, porque nos parece una solución perfecta para ellas. Pero podría aplicarse el mismo concepto a otros muchos modelos de negocio. Una tienda de deportes, una ferretería, una tienda de electrónica y, en general, cualquier tienda que venda artículos que puedan mostrarse en el exterior con cierta facilidad.

carpa plegable blanca 3x4'5 m.

Carpa plegable para librerías

Las librerías ya tienen de por sí “cultura de calle”. Es un negocio muy dado a sacar sus productos al exterior, sobre todo en fechas determinadas. Si no, que se lo digan por ejemplo a las librerías catalanas en el Día de San Jordi. Pero ahora que vivimos una época complicada, la imaginación tiene que ayudarnos a salir a flote. Por ello, hemos pensado que una carpa plegable puede ayudar a una librería a mejorar sus ventas. Porque colocar una carpa plegable en el exterior de nuestro local les permitiría mostrar una selección de sus mejores títulos, sin necesidad de tener que pedir cita previa. Las personas que pasaran por delante podrían echar un vistazo manteniendo la distancia de seguridad y, si les interesa algún libro, comprarlo allí mismo.

Obviamente, debemos cumplir todas las normativas sanitarias para poder desarrollar esta actividad en el exterior. También consultar a las autoridades sanitarias y gubernamentales, para evitar problemas. Pero, si podemos llevar adelante esta actividad, podemos disfrutar de muchas ventajas. Facilitar el acceso a nuestros productos a clientes potenciales siempre es una buena idea. Además, mostramos iniciativa y una idea fresca y novedosa de ofrecer nuestros productos. Y todo sin olvidarnos de que, con nuestra carpa plegable, los protegemos del sol y de la lluvia. Porque los techos para carpa plegable son 100% impermeables y cuentan con un tratamiento anti UV. Es decir, filtran en cierta medida los rayos del sol, para evitar así dañar las cubiertas de los libros.

¿A qué esperas? ¡Compra ya tu carpa plegable y empieza a ofrecer tus productos en el exterior de tu negocio!

 

Carpas plegables para ampliar tu negocio

Las carpas plegables son carpas con multitud de usos. Pero, sinceramente, nunca pensamos en tener que buscar aplicaciones para una situación como la que estamos viviendo actualmente. Porque la crisis del coronavirus nos ha cogido a todos por sorpresa. Ni los más pesimistas hubieran pensado que algo como el Covid-19 pudiera llegar a suceder. Pero así ha sido y tenemos que acostumbrarnos a convivir con esta nueva situación. Por ello, desde www.ComprarCarpa.es estamos pensando en nuevas aplicaciones que permitan a nuestros clientes tener una alternativa en sus negocios. Obviamente, estas nuevas aplicaciones no van a permitir facturar el 100% de lo que se conseguía antes de la pandemia de coronavirus. Pero si conseguimos ganar algún cliente gracias a una nueva infraestructura, bienvenida sea.

carpas plegables

Carpas plegables para ampliar tu negocio

Si pensamos en pequeños locales comerciales, negocios a pie de calle o similar, las carpas plegables pueden ayudarnos a acercar nuestros productos al público. Porque puede que haya gente que tenga reticencias a entrar en nuestros locales, si no son demasiado grandes. O no quieran esperar largas colas. O simplemente, queramos hacer algo más llevadera la espera antes de entrar en nuestro negocio. Para ello, una carpa plegable nos puede ayudar. Al ser carpas de fácil montaje, podemos instarlas cómodamente a la entrada de nuestros negocios y sacar parte de nuestro género al aire libre. Pensad en las posibilidades que habría. Las fruterías, tiendas de deporte, ferreterías, etc. podrían ofrecer sus productos a sus clientes al aire libre. Directamente desde la acera de nuestras calles podríamos comprar fruta, ropa para hacer ejercicio o material de bricolaje.

También aquellos negocios que ofrezcan servicios, como peluquerías, gestorías, tintorerías, etc. puede usarlas para proteger del sol a sus clientes mientras esperan para entrar a su local.

Y, una vez que la jornada termine, en unos segundos tendremos recogida nuestra carpa y podremos guardarla dentro de nuestro local. Al día siguiente, en pocos minutos, estará lista para volver a dar servicio.

Si tienes alguna duda, recuerda que nuestros expertos en carpas siguen estando disponibles para asesorarte. Puedes contactar con nosotros en el teléfono 912 648 680 o en ventas@comprarcarpa.es

 

 

Carpas plegables resistentes al viento

Todos nuestros clientes, de un modo u otro, nos piden carpas plegables resistentes al viento. Algunos nos piden carpas plegables resistentes. Otros carpas plegables robustas. Pero casi todos nos acaban diciendo que necesitan carpas plegables resistentes al viento. Porque ya todos hemos asumido que el mayor enemigo de una carpa plegable es el aire. Es cierto que con el uso algunos elementos pueden deteriorarse, pero casi todos los componentes de una carpa plegable se pueden sustituir. Pero si lo que “queremos” es dejar una carpa completamente inutilizada, lo mejor que podemos hacer es dejarla a la merced del viento. Ahora bien, ¿sabemos realmente cómo sujetar una carpa plegable para que soporte lo mejor posible el viento? Si tu respuesta es no, sigue leyendo. Seguro que esto te interesa.

carpas plegables resistentes al viento

Carpas plegables resistentes al viento: ¿cómo lo conseguimos?

Una carpa plegable, por definición, es una carpa para eventos efímeros. Esto quiere decir que no está diseñada para quedarse instalada de forma permanente. Una consecuencia indirecta de esto es que, como cualquier instalación no permanente, el viento puede causar estragos. Para evitarlo, debemos cuidar algunos detalles, como son:

  • Clavar la carpa al suelo, siempre que se pueda. En terreno blando, como el césped, o en tierra compacta, podemos usar piquetas para fijar mejor la carpa la suelo. Las patas de nuestras carpas plegables cuentan con pletinas metálicas con orificios pensados precisamente para clavar la carpa al suelo.
  • Lastar la carpa. Si el terreno impide que la carpa se clave, podemos lastar nuestra carpa, esto es, añadir peso al conjunto. Los lastres para carpa plegable permiten añadir peso extra y evitar problemas con el viento.

Ahora bien, vamos a ser sinceros. Ninguna carpa plegable, por muy resistente o bien fijada que esté, puede soportar vientos fuertes. Como cualquier elemento depositado en el suelo, llegará un momento en que el viento gane la partida y arrastre la carpa. No en vano, pensad que el efecto vela que propicia una carpa es muy grande. Al contar con varios metros cuadrados de lona dispuestos en diferentes ángulos (techo y cortinas), es muy fácil que el viento choque de pleno contra nuestra carpa.

Por todo ello, la mejor recomendación que podemos hacer a nuestros clientes es que desmonte su carpa si el viento arrecia. Obviamente, una carpa plegable profesional puede soportar un viento moderado. Pero incluso en este caso, si la carpa no está bien fijada, el viento puede arrastrarla y darnos un disgusto. Así que lo mejor es que utilicemos el sentido común. Siempre debemos fijar bien nuestra carpa (si tienes dudas, consulta nuestro post de como fijar una carpa plegable al suelo). Y si la climatología empeora, lo mejor es desmontar nuestra carpa.

Si todavía tienes dudas, ponte en contacto con nosotros. Nuestros expertos en carpas te asesorarán.

Carpas plegables: posibles problemas con su montaje

Las carpas plegables son, sin duda, las carpas de fácil montaje más populares dentro de nuestro sector. Al no ser necesarios conocimientos previos ni herramientas específicas, son aptas para todo tipo de público. No obstante, esto no impide que nos podamos encontrar con problemas a la hora de realizar su montaje. Estos problemas suelen darse por desconocimiento del producto. Generalmente, después de unos cuantos montajes, ya conocemos los trucos para que nuestras carpas plegables luzcan perfectas. En cualquier caso, vamos a intentar adelantarnos a algunas de las problemáticas más habituales en el montaje de una carpa plegable.

Carpas plegables y problemas en su montaje

carpas plegables

El primer problema y uno de los más extendidos se da justo al empezar a montar la carpa. El primer paso que daremos será abrir la estructura y colocar el techo. Pero, si no repasamos bien las instrucciones, seguro que extenderemos la estructura completamente…y será un error. Porque así lo único que estaremos haciendo será dificultar la colocación del techo. Lo ideal es extender la estructura hasta la mitad, aproximadamente. Así podremos colocar la lona con comodidad y, posteriormente, abrir completamente la estructura. De este modo, tensaremos la lona completamente sin esfuerzo.

Una vez colocada el techo en la estructura, lo que hacemos casi todos es proceder a colocar las patas a la altura deseada. Es lógico, porque todos queremos ver cuanto antes nuestra carpa plegable lista. Pero cuando esté a la altura deseada (que normalmente es la máxima), nos daremos cuenta de un pequeño detalle. Los mástiles centrales cuentan con un capuchón interior, que permite fijar mejor la lona. También facilita que las costuras del techo coincidan y la lona quede estéticamente mejor. Pero si la estructura está en su posición más alta no vamos a alcanzar a colocar el capuchón sobre el mástil central. Pensad que nuestras carpas plegables tienen una altura máxima de 3’28 m. Así que lo mejor es colocar el capuchón antes de subir las patas telescópicas hasta la posición deseada.

Y ahora sí, tenemos la lona colocada en la estructura y el capuchón del mástil bien fijado. Ahora ya podemos estirar la estructura y dejar montada nuestra carpa plegable. Parece que ya tenemos todo hecho y queda lo más fácil…y efectivamente es así. Si sabemos de donde coger la estructura para estirarla y dejarla fija. Este que os escribe cometió el mismo error que comete casi todo el mundo la primera vez que montó una carpa plegable. No sabemos muy bien por qué, pero la tendencia natural de mucha gente (yo incluido) es tirar de las patas. Nos colocamos dos personas en cada extremo y tiramos de ellas, para desplegar la estructura. Con un poco más de esfuerzo del que pensábamos, la carpa se estira del todo y se deja colocada.

Pero lo que no sabemos es que, si en lugar de estirar de las patas, sujetamos la carpa por la zona de unión de las tijeras del techo, en cualquiera de los lados de la carpa y levantamos un poco la estructura…el propio peso de la carpa hará que se estire y la terminaremos de montar con mucha más facilidad.

Como veis, todo lo que hemos comentado nos lo da la experiencia en el montaje de una carpa plegable. Por ello, si tenéis alguna duda, siempre recomendamos que contactéis con nosotros. Así nuestros expertos podrán daros recomendaciones prácticas para facilitaros el trabajo.

 

Carpas plegables: ¿cómo valorar su resistencia?

“Estoy buscando carpas plegables resistentes“. Nuestros clientes suelen hacernos esta solicitud en cuanto contestamos al teléfono. Cuando queremos que nos den más detalles, suele haber una segunda afirmación clásica. “Quiero carpas plegables resistentes al viento“. Llegados a este punto, ya sabemos que vamos a tener que hablar durante un tiempo con nuestro cliente. Porque, aunque son preguntas lógicas, no es tan sencillo explicar qué es una carpa plegable resistente.

carpas plegables resistentes

Carpas plegables resistentes: ¿cómo las valoramos?

¿Qué es realmente una carpa plegable resistente? Si valoramos la resistencia estructural, cuanto mayor diámetro y sección tengan los tubos de la estructura, mayor resistencia tendrá. Esto es obvio y nadie puede discutirlo. El estándar de referencia suelen ser las patas. No es una elección al azar, ya que suele ser el elemento al que más le afecta la torsión. En nuestro caso, contamos con 3 tipos de estructuras. El acabado resistente de acero tiene patas cuadradas de 32 mm. de lado y 1’2 mm. de sección. El acabado muy resistente de aluminio tiene patas hexagonales de aluminio de 40 mm. y 2 mm. de sección. El tercer tipo es el acabado súper resistente de aluminio reforzado tiene patas hexagonales de 50 mm. de diámetro y 2 mm. de sección. Este último tipo de estructura cuenta también con refuerzos en mástiles y zonas de plegado.

También el grosor de la lona es importante para medir la robustez de una carpa plegable. En nuestro caso, en www.ComprarCarpa.es podéis encontrar carpas plegables con lonas fabricadas en poliéster recubierto de PVC 600 D. Suele ser el grosor más habitual para carpas plegables profesionales. Para otro tipo de carpas, el gramaje de las lonas será menor.

Ahora bien, ¿estos datos nos garantizan contar con una carpa que resista al viento? ¿O con una carpa realmente resistente? Rotundamente no. Una carpa puede ser todo lo resistente que su propietario quiera. Si evitamos que se golpee con fuerza, la guardamos de forma conveniente y seguimos un mantenimiento básico, la carpa será muy resistente y podremos usarla durante años. Hablar de una carpa resistente al viento ya es otra cosa. Porque técnicamente una carpa plegable no es realmente resistente al viento. De hecho, ninguna carpa lo es, salvo que esté fabricada específicamente para ello y esté convenientemente anclada al suelo. De este modo, tendremos una carpa permanente o semipermanente.

Por contra, una carpa plegable, por definición, está diseñada para usos puntuales. Ni debe quedarse fijada permanentemente al suelo ni está pensada para ello. Podremos clavarla al suelo con picas o tacos de expansión. En suelos donde no se pueda clavar, podremos lastrarla. Pero aun así, nunca podrá garantizarse que una carpa plegable sea resistente al viento. Podrá soportar rachas importantes, pero lo más recomendable es recogerla si el viento arrecia.

En cualquier caso, si tienes dudas, contacta con nosotros. Nuestros expertos en carpas te asesorarán.

 

¿Las carpas plegables son útiles para uso industrial?

Cuando pensamos en carpas plegables, el uso más habitual que nos viene a la cabeza es publicitario. Es muy común ver carpas personalizadas con logos de diferentes marcas, ofreciendo información o productos a cualquier persona interesada. También podemos encontrar una carpa plegable en jardines o terrazas de particulares. El caso es que las carpas plegables o carpas desplegables, como también las llaman, tienen muchos más usos y aplicaciones. Obviamente, no pueden cubrir todo el rango de usos que cubren otro tipo de carpas, pero sí que nos pueden permitir cubrir una necesidad que nunca nos habíamos planteado. Incluso en entornos industriales, este tipo de carpas de fácil montaje pueden darnos un buen servicio.

carpas plegables negras

Carpas plegables para uso industrial: ¿qué servicio nos pueden dar?

Lógicamente una carpa plegable no puede cubrir amplias zonas o, al menos, no es la carpa más adecuada para hacerlo. Tampoco es la carpa idónea si queremos ampliar nuestro espacio de almacenaje. Para este tipo de usos lo más recomendable es una carpa grande o carpa pabellón. Son carpas fijas de gran tamaño que nos permiten techar una gran cantidad de metros cuadrados. Pero no siempre necesitamos una carpa tan grande para nuestras instalaciones. En ocasiones se requieren usos más concretos, como almacenamiento temporal de mercancías o cubrir zonas concretas para trabajos en el exterior. En este caso, una carpa plegable, de fácil montaje y desmontaje, nos permite habilitar espacios de trabajo de forma temporal. Otro uso relativamente habitual es el de cubrir maquinaria delicada en el interior de la propia nave industrial. Hay ocasiones en que algunas empresas cuentan con equipo sensible a la luz y el calor. Y en una nave industrial no siempre se puede proteger del sol a estos equipos. Para conseguirlo, solo tenemos que montar una carpa plegable negra dentro de nuestra nave. De este modo, protegeremos a los equipos de la luz solar y si utilizamos las cortinas para carpa plegable, conseguiremos un espacio casi en total oscuridad. Algunos equipos de medición, fotografía o vídeo requieren de espacios casi sin luz. Pues bien, con alguna de nuestras carpas plegables negras podremos conseguirlo con gran facilidad.

Como veréis, las aplicaciones de las carpas plegables son casi infinitas. ¿A qué esperas para contactar con nosotros y conseguir la tuya?

 

Carpas plegables para cine y espectáculos

carpas plegables para eventos al aire libre

Las carpas plegables son, sin duda, las carpas más prácticas del mercado. Su versatilidad y fácil montaje la convierten en un aliado para muchos eventos. Y si hablamos de cine y artes escénicas, más aun. Porque últimamente hemos detectado que cada vez más empresas de estos sectores contactan con nosotros. Tal vez os sorprenda, porque no se ven carpas plegables en muchas películas…y tenéis toda la razón. La realidad es que nos solicitan la compra de carpas plegables para la producción de películas y diversos espectáculos, no para incluirlas en decorados o similar. Aunque quien sabe. Tal vez alguna carpa plegable de nuestro catálogo ha salido en una película y no nos hemos enterado. En cualquier caso, hoy vamos a contaros algunos ejemplos de usos de carpas plegables en el mundo del espectáculo.

Carpas plegables para uso en artes escénicas

Como os decimos, cada vez es más habitual que empresas de producción de espectáculos contacten con nosotros para comprar una carpa plegable. Los ejemplos son diversos, pero algunos de los más comunes son los siguientes.

Carpa plegable para cine

El uso más habitual es el de cámara oscura para los operadores de cámara. Al roda al aire libre, es difícil visualizar lo que se ha grabado sin tener problemas con los reflejos del sol. Por ello, una carpa plegable negra es muy útil para limitar la luz y mejorar la visibilidad.

Carpa plegable para publicidad

En este caso, las carpas plegables suelen utilizarse como vestuario improvisado. Al montarse y desmontarse rápidamente, podemos habilitar un espacio cubierto en casi cualquier sitio, donde los actores pueden cambiarse de ropa o guardar sus pertenencias.

Carpa plegable para producción audiovisual y musical

Aquí tenemos uno de los ejemplos de uso más prácticos de una carpa plegable. Porque todos hemos ido a conciertos y eventos al aire libre, donde la persona responsable de la mesa de mezclas tiene que aguantar a la intemperie mientras realiza su labor. Usando carpas plegables de tamaños adecuados, podemos cubrir un área pequeña de trabajo o una superficie mayor. Así la persona encargada del área técnica y su equipo de trabajo estarán cubiertos del sol y la lluvia.

Carpa plegable para parques temáticos

En ocasiones hemos recibido pedidos de parques temáticos. El último, del espectacular y novedoso parque que la empresa Puy du Fou ha abierto en Toledo. Las carpas les permiten colocar zonas de sombra para los visitantes o habilitar áreas de descanso para los trabajadores.

Como veis, las aplicaciones de estas carpas desplegables son casi infinitas. ¿A qué esperas para contactar con nosotros y comprar la tuya?