Carpas plegables resistentes al viento

Todos nuestros clientes, de un modo u otro, nos piden carpas plegables resistentes al viento. Algunos nos piden carpas plegables resistentes. Otros carpas plegables robustas. Pero casi todos nos acaban diciendo que necesitan carpas plegables resistentes al viento. Porque ya todos hemos asumido que el mayor enemigo de una carpa plegable es el aire. Es cierto que con el uso algunos elementos pueden deteriorarse, pero casi todos los componentes de una carpa plegable se pueden sustituir. Pero si lo que “queremos” es dejar una carpa completamente inutilizada, lo mejor que podemos hacer es dejarla a la merced del viento. Ahora bien, ¿sabemos realmente cómo sujetar una carpa plegable para que soporte lo mejor posible el viento? Si tu respuesta es no, sigue leyendo. Seguro que esto te interesa.

carpas plegables resistentes al viento

Carpas plegables resistentes al viento: ¿cómo lo conseguimos?

Una carpa plegable, por definición, es una carpa para eventos efímeros. Esto quiere decir que no está diseñada para quedarse instalada de forma permanente. Una consecuencia indirecta de esto es que, como cualquier instalación no permanente, el viento puede causar estragos. Para evitarlo, debemos cuidar algunos detalles, como son:

  • Clavar la carpa al suelo, siempre que se pueda. En terreno blando, como el césped, o en tierra compacta, podemos usar piquetas para fijar mejor la carpa la suelo. Las patas de nuestras carpas plegables cuentan con pletinas metálicas con orificios pensados precisamente para clavar la carpa al suelo.
  • Lastar la carpa. Si el terreno impide que la carpa se clave, podemos lastar nuestra carpa, esto es, añadir peso al conjunto. Los lastres para carpa plegable permiten añadir peso extra y evitar problemas con el viento.

Ahora bien, vamos a ser sinceros. Ninguna carpa plegable, por muy resistente o bien fijada que esté, puede soportar vientos fuertes. Como cualquier elemento depositado en el suelo, llegará un momento en que el viento gane la partida y arrastre la carpa. No en vano, pensad que el efecto vela que propicia una carpa es muy grande. Al contar con varios metros cuadrados de lona dispuestos en diferentes ángulos (techo y cortinas), es muy fácil que el viento choque de pleno contra nuestra carpa.

Por todo ello, la mejor recomendación que podemos hacer a nuestros clientes es que desmonte su carpa si el viento arrecia. Obviamente, una carpa plegable profesional puede soportar un viento moderado. Pero incluso en este caso, si la carpa no está bien fijada, el viento puede arrastrarla y darnos un disgusto. Así que lo mejor es que utilicemos el sentido común. Siempre debemos fijar bien nuestra carpa (si tienes dudas, consulta nuestro post de como fijar una carpa plegable al suelo). Y si la climatología empeora, lo mejor es desmontar nuestra carpa.

Si todavía tienes dudas, ponte en contacto con nosotros. Nuestros expertos en carpas te asesorarán.

¿Dónde no debes instalar tu carpa plegable?

Una carpa plegable es muy versátil. Eso lo sabemos todos. Su fácil montaje, desmontaje y transporte la convierten en la herramienta perfecta para muchos eventos y actividades. Pero que sea versátil no implica que pueda montarse en cualquier lugar. Hay zonas donde no debería instalarse, por cuestiones prácticas o de seguridad. ¿Quieres conocerlas? Pues hoy, en nuestro blog, te las contamos.

carpa plegable de colores

¿Dónde no debes instalar tu carpa plegable?

En zonas con un terreno blando y con poco agarre

Lo ideal para fijar cualquier carpa al suelo es clavarla. Es lo más seguro. Pero el terreno tiene que permitirlo. Por eso, si nos planteamos instalar una carpa plegable en, por ejemplo, una playa, estaremos cometiendo un error. La arena no permite clavar nada con seguridad. Cualquier piqueta que pondremos se arrancará con facilidad. Así que mejor busca un terreno algo más duro y con mayor agarre.

En áreas muy expuesta al viento

Cuando alguien nos pide una carpa plegable que aguante bien el viento, siempre nos vemos obligados a aclarar este concepto. Es cierto que una carpa plegable profesional debe aguantar vientos suaves o moderados sin doblarse. Pero por muy robusta que sea, ninguna carpa plegable aguantará el viento si no está bien instalada al suelo. Y, desde luego, si está en una zona muy expuesta, es posible que no aguante incluso si está bien anclada. Por ello lo mejor es que las carpas plegables se monten en zonas relativamente resguardadas.

Cerca de zonas con mucha humedad

Las carpas plegables son 100% impermeables. Pero esto no implica que aguanten bien la humedad. No tanto porque nos vayamos a mojar bajo ellas, si no más bien por su mantenimiento. Porque si guardamos el techo o la estructura de nuestra carpa sin secar bien, pueden aparecer hongos o corrosión. Así que mejor no instalar o guardar nuestra carpa en zonas muy húmedas.

En terreno irregular

Cualquier carpa debe instalarse en un terreno liso y nivelado. No podemos dejar una pata “al aire”. Si lo hacemos, lógicamente, estaremos comprometiendo la seguridad de toda la estructura. Así que, aunque parezca algo evidente, instalad siempre vuestras carpas plegables en zonas sin resaltos en el terreno.

Como ves, si aplicamos el sentido común, sacaremos mucho más partido a nuestras carpas plegables. En cualquier caso, si tienes dudas sobre su instalación, ponte en contacto con nosotros. Nuestros expertos te asesorarán y te darán la respuesta que necesitas.

 

 

¿Cómo fijar una carpa al suelo?

Cuando alguien nos pregunta cómo fijar una carpa al suelo, siempre respondemos con varias preguntas. Porque la respuesta no es tan sencilla como se puede pensar. Depende del tipo de carpa. El tipo de terreno donde se instale también influye. Obviamente, el uso que se le vaya a dar es muy importante. Y otros muchos factores. Por ello, para tenerlo más claro cómo fijar una carpa al suelo, vamos a comentar los aspectos más importantes.

cómo fijar una carpa al suelo

¿Cómo fijar una carpa al suelo? 4 puntos a tener en cuenta

Tipo de carpa

Salvo las carpas tipo pabellón, que son carpas fijas o de instalación semi permanente, el resto de carpas están diseñadas para eventos puntuales. Eso quiere decir que no están pensadas para dejarlas instaladas de forma continuada. Eso no quiere decir que no puedan aguantar. Tenemos clientes que han comprados carpas plegables para coches o carpas desmontables para terrazas de bares. Y las han dejado fijas sin problemas. Pero técnicamente son carpas para usos puntuales. Así que habrá que tenerlo en cuenta si queremos darles un uso diferente para el que se diseñaron.

¿Cómo es el suelo donde se monta?

Un buen anclaje depende de un suelo firme. Si queremos clavar nuestra carpa, el suelo tiene que ser duro. La arena o terrenos blando similares son nefastos para fijar una carpa al suelo. Básicamente porque no sustentan las picas o tacos que se instalen para sujetar la carpa. Por ello, debemos analizar bien el tipo de terreno donde montemos la carpa. Si el suelo es asfalto u hormigón y no podemos clavar, hay otra opción. Usando lastres para carpas podemos evitar el clavado.

Uso que se le va a dar a la carpa

Si vas a dar una fiesta elegante, todo tiene que ir en consonancia. Todo, incluido la carpa de la celebración. Por ello, si el terreno lo permite, recomendamos clavar la carpa al suelo. Esta fijación es muy segura y casi invisible. Así nuestros invitados no verán pesados lastres que desluzcan el conjunto.

¿Cuánto tiempo va a estar montada?

Si la carpa va a estar instalada durante muchos meses o incluso años, debemos saberlo. Porque la fijación de la carpa al suelo cambiará radicalmente. Para un evento de un día o un fin de semana, unas piquetas estratégicamente colocadas hacen perfectamente su función. Pero si la carpa se monta para estar instalada durante mucho tiempo, es necesario usar otros elementos. Estamos hablando de tacos de expansión, tornillos de fijación o incluso bloques de hormigón. Porque si no, no podemos garantizar una fijación segura de la carpa.

Estos son solo algunos detalles a tener en cuenta. No obstante, puede haber muchos más factores a considerar. Por eso, lo mejor es que contactes con nosotros. Nuestros expertos analizarán tus necesidades y te mostrarán la mejor opción.

 

 

 

Claves para fijar una carpa al suelo

Cuando hablamos de clClaves para fijar una carpa al sueloaves para fijar una carpa al suelo no hablamos a la ligera. En muchas ocasiones compramos una carpa plegable o una carpa desmontable u otro tipo de carpa de las que podemos montar nosotros mismos en casa como si fuera un mueble de IKEA. Estamos súper orgullosos de nuestra carpa barata, que hemos comprado por muy poco dinero; de hecho, seguro que hemos comprado nuestra carpa económica en un centro comercial de las afueras. Pero nadie nos ha asesorado; porque una cosa es vender carpas y otra cosa muy distinta es ser experto en carpas. Cierto es que la palabra experto connota saber mucho, pero después de 25 años en el sector de las carpas, nuestra empresa no es simplemente una página web. Es por ello que lo que queremos es ayudar a nuestros clientes y futuros clientes a conocer mejor los accesorios necesarios de las carpas.

Para entender las claves para fijar una carpa al suelo, lo primero que tenemos que conocer es el tipo de suelo donde vamos a colocar las carpas. En principio existen dos tipos de suelo, por un lado está el suelo blando -cesped, tierra, arena,…-, por otro lado está el suelo duro -cemento, hormigón, asfalto,…- Cierto es que los tipos de suelo pueden ser infinitos, pero nosotros los clasificamos de esta manera, porque así consideramos dos tipos de accesorios para fijar las carpas al suelo. Realmente, estos elementos para fijar las carpas deberían estar siempre incluidos, puestos que ayudarían mucho a que los clientes no se encontraran en problema luego una vez han colocado y montado la carpa. No obstante, hay ocasiones en las que no hace falta fijar la carpa o nuestros clientes no lo consideran necesario, por lo que entendemos que es mejor incluirlo sólo para aquellos clientes que nos lo soliciten. En cualquier caso, es necesario conocer los dos accesorios necesarios para fijar una carpa:

  • Sistema de anclaje: el sistema de anclaje puede ser de muchas maneras, de hecho, según el tipo de pavimento puede ser unoClaves para fijar una carpa al suelo u otro. Por ejemplo, para un suelo de césped, se suelen poner unas piquetas con una cinta. La piqueta es para clavarla en el suelo blando, la cinta sirve para sujetar la carpa desde la parte superior del pilar al suelo. También sería muy recomendable poner en la base de cada pilar una piqueta para sujetar el pilar al suelo. La piqueta se puede sustituir por un tornillo de expansión sin el suelo es duro, pero podemos clavar en él. El tema, al final, es conseguir que lo que queda hace de enganche en el suelo, quede bien fijado. El caso extremo en este caso, sería la arena de la playa, si ponemos una piqueta, como la podemos quitar con la mano, no es posible fijarla, así que, aunque el suelo sea blando, tendríamos que poner contrapesos.

 

  • Contrapesos o lastres: son lo que sustituiría a una piqueta o tornillo de expansión, es decir, como sucedía en la explicación anterior con la arena de playa, pues si tenemos un suelo que por el motivo que sea no se puede taladrar, no tenemos más remedio que poner algo que haga una fuerza hacia abajo superior a la fuerza hacia arriba de la carpa. Los contrapesos, al igual que las piquetas, se ponen en cada pilar. Así que si es una carpa cuadrada, de 5×5 por ejemplo, pues irán 4 pesos. ¿De cuánto tienen que ser los pesos, contrapesos o lastres? PuesClaves para fijar una carpa al suelo en carpas grandes o carpas muy grandes tiene que estar certificado por un ingeniero, por lo que no vale inventárselo. De hecho, en todas las carpas profesionales suele estar certificado. Las carpas plegables, carpas desmontables o carpas para el jardín de casa, no suele estar estipulado, pero el sentido común ayuda bastante y recuerda que la fuerza del viento es muy fuerte. En nuestro caso, ofrecemos lastres de 13 kilos para cada pilar, lo que supone un mínimo de 52 kilos de lastre para una carpa de 4 pilares. Si a esto le sumamos el propio peso de la carpa y la tela, estaríamos rondando los 100 kilos de peso para las carpas más pequeñas, lo que ya es una fuerza de empuje destacable para soportar rachas de viento de cierta envergadura.

 

Básicamente, a través de estos dos sistemas de fijación, podemos tener las claves para fijar una carpa al suelo y disfrutar de nuestra carpa con seguridad.

Quiero Informacion